top of page
  • Foto del escritorExperiencia Estudiantil

Anthony Robinson

Actualizado: 9 oct 2020

GENTE VERITAS


Anthony entró a la Universidad VERITAS el II C del 2015 interesado en la carrera de Animación Digital y siguiendo su gusto por el dibujo y el diseño. Su amor por los animales le había llevado a interesarse antes por la carrera de Veterinaria, pero, desistió cuando se dio cuenta que debía lidiar con la forma en que las personas manipulan y a veces maltratan a sus mascotas.


En la VERITAS cada curso le fue presentando facetas diferentes del diseño, disfrutó sobre todo las clases que recibió con la Arq. Alejandra Brenes y con Sussy Vargas. Con la clase de foto de Sussy se replanteó la carrera y se decidió por la Licenciatura en Fotografía. Hoy ya se encuentra en el Proyecto de Graduación. “Es una carrera interesante, hay buenos profesores y proyectos y lo que más me gusta es la gente, gente muy tuanis, que son mis amigos, con los que puedo trabajar y que he encontrado ahí” También aprecia de la fotografía que puede funcionar como “un proceso personal de contemplación de la situación u objeto retratado, la toma de imágenes intencionales, siguiendo mi línea de pensamiento, buscando lo que para mí es importante, lo que importa, lo que es esencial, centrarme en eso y tomarme el rato para observar lo que voy a fotografiar, la parte zen de la fotografía, que la toma de la foto, sea un momento memorable, del que voy a aprender”.


Sus temáticas habituales son: la naturaleza, la mezcla, la virtualidad y los procesos “…tema que abordo en todo lado, la impermanencia, crecemos, nos desarrollamos y morimos: La sociedad tiene un rechazo a la muerte y hay valor en las cosas que no están tan nuevas y tal vez se están cayendo” Asimismo le gustan técnicas de postproducción como el fotomontaje, herramientas para poder crear.




También de la fotografía disfruta el proceso manual de revelado, el manipular las imágenes con las manos. Anthony o Tony como le llaman sus amigos, es consciente que algo de lo que más disfruta es ese “diseño manual” que le viene desde su niñez. “Cuando era niño pasaba mucho tiempo con mi abuela materna, ella tenía un pequeño taller en su casa, donde trabajaba con piezas de mosaico y cerámica, vitrales, madera, tenía una máquina de coser y herramientas, escuchaba su radio y luego cocinaba. Yo pasaba el tiempo viéndola y desde entonces me interesó lo manual”.


En esta línea de diseño con las manos, Anthony practica el grabado: “empiezo desde cero, tallando, realizando pruebas, diseños, tintando, haciendo impresiones, en un lento proceso creativo”.



También realiza el tatuaje punto por punto, “hand poke”, “…primero realicé el tatuaje con máquina desde el 2017, me gustaba el diseño y el proceso, pero no me gustaba la máquina en sí, pero, este tatuaje punto por punto, no solo sana más rápido, sino que es un proceso pausado, manual, rico”.




Otra labor con las manos que disfruta es el dibujo: “...me gusta con el dibujo el hecho de crear y cuando uno dibuja, uno aprende”. Actualmente forma parte del Club de Ilustradores, una relación que siente como: “orgánica y satisfactoria” le encanta el dinamismo del Club: “…siempre hablamos, dibujamos, es divertido y hacemos tantas cosas, actividades reales que sirven a todos y la gente que está me gusta mucho, sería chiva que más gente se acerque”.




Anthony también invierte tiempo en otra herencia de su abuela, la cocina: “Cuando estaba en noveno del colegio, mi madre se lesionó la muñeca, entonces nos turnábamos la cocina, ahora casi siempre lo hago yo”, sobre todo pastas, pizzas e improvisar: “...agarrar los ingredientes que haya, mezclarlos y ver qué sale”.


De sus pasatiempos actuales están los videojuegos, conoce en línea personas con las que juega: “Fortnite” y “Among us”. Solo juega “Animal crossing” y “otros juegos divertidos de empresas pequeñas, “…que no tienen mucho dinero, pero sí creatividad”. También disfruta de ver la serie animada japonesa: Naruto en Netflix.


Con respecto a la música, en algún momento tuvo clases de guitarra, luego tocó bajo, en el colegio, con compas empezaron una orquesta donde tocaba el cello, que le encantaba y más recientemente si el ambiente se presta, toca el ukelele.


En sus playlist para trabajar le gustan “…canciones sin voces, ni palabras o soundtracks de películas, para pensar mejor”. Para él es mejor escuchar un disco completo en lugar de canciones solas y sus grupos favoritos son: Muse (en sus inicios), Radio Head y 4/24, su género preferido es indie, o alternativo de bandas como: “White Lies” y “The whitest man alive”.


También le gusta caminar en espacios boscosos, al lado de los ríos e interactuar con animales: “…me gustan todo tipo de animales”.


Tony vive con su madre, su hermano, su gato Uri y 3 tortugas. Las mascotas siempre han estado ahí. Su tío, cuando era pequeño tenía una pecera y a Tony le encantaba ver los peces durante horas, junto a una enciclopedia que tenía de la vida marina. También en esa época con su familia iban a una zona rural en Grecia a la casa de otro tío, donde había las cosas que más le gustaban incluyendo: naturaleza, 7 perros, ranas, insectos y coyotes que se escuchaban a lo lejos.


La pandemia y sus cambios no le han sentado mal, le permiten quedarse en casa, no perder tiempo en transportes y aprender a su ritmo, trabajar en su proyecto de graduación, que está relacionado a un concepto japonés de aceptación: “la impermanencia, a pesar de su aparente estabilidad, nada parece igual a sí mismo”.


Hablar con Tony te permite pausar la vida y darle valor a lo que realmente importa. ¡Gracias por compartir tu proceso con nosotros!



47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page