top of page

Actualizado: 16 nov 2020

GENTE VERITAS



Martín Rodríguez es parte de la Universidad VERITAS desde enero del 2010 cuando llegó a Costa Rica, luego de un proceso de contratación internacional para encontrar la persona ideal para desarrollar y liderar el nuevo Programa Internacional de Diseño de Moda. Desde ese momento a Martín se le ha abierto en VERITAS: “…un mundo de oportunidades y aprendizajes”.


Orígenes

Martín nació en Medellín, Colombia, una zona que se caracteriza por el gen emprendedor de su gente: “… es una tierra donde decimos siempre sí se puede, damos todos los proyectos por hechos”.

Martín viene de una familia numerosa, siendo hijo único de padre y madre, pero con una gran cantidad de medios hermanos, en un núcleo que se empeñó en brindarle siempre todas las oportunidades posibles, en un contexto de mentalidad abierta.


De su tierra natal extraña, sobre todo, su familia: sus “medios sobrinos y medios hermanos”.

Al llegar a Costa Rica sufrió un choque cultural: “…algunas personas me decían ante nuevos proyectos: no se puede, nunca lo hemos hecho así” Ante lo que Martín invariablemente respondía: “Sí se puede y lo vamos a lograr, busquémosle la forma”.


Deportes


Desde muy joven, Martín practicó el patinaje artístico en pareja sobre ruedas, una disciplina que le fascinaba por la sensación de libertad, pero, que también le enseñó mucho: “…de las posibilidades de dos personas para expresarse, entenderse y moverse como uno solo”. Este deporte le llevó a competiciones nacionales en Colombia. Durante años, Martín entrenó con disciplina, de lunes a viernes de 4 a 8 pm, los sábados daba clases de 8am a 2pm y los domingos realizaba un recorrido en patines de aproximadamente 50km. Después de dejar los patines, se fue a la esgrima, donde practicó por tres años florete y luego...


Familia que escogió



Martín nos abre el corazón con respecto a su relación con Adelaida Pérez, “Tela”, también docente del Programa Internacional de Moda. “Yo me casé con mi mejor amiga y luego de 29 años seguimos siendo amigos” Martín vuelve al patinaje para describirnos de la profunda relación de complicidad con su pareja: “nos movemos los dos juntos, inicio una locura y ella me apoya y viceversa, trabajamos juntos en diferentes emprendimientos: tuvimos un bar restaurante, realizamos diseño de mobiliario, desarrollamos líneas de calzado y accesorios en cuero, colecciones de vestidos de baño y vestuario casual entre otras”. Juntos tienen una hija, actualmente de 26 años, quien se formó como Psicóloga y labora actualmente en investigación de fraudes en Amazon.




Martín estudió Diseño Industrial en la Universidad Pontificia de Medellín, aunque su deseo era prioritariamente estudiar diseño. Luego obtuvo un master - especialización en Intervención Creativa. Su licenciatura en Diseño Industrial fue reconocida por el TEC y el año pasado inició un master en Neuromarketing. Una de sus pasiones es la investigación, durante los últimos 30 años ha realizado investigación de las metodologías y enseñanza del Diseño. Cuenta con un registro fotográfico de más de 20 años en la implementación de teorías de psicología cognitiva del estudiante en el aula para: “...construir posibilidades de soñar”.




Programa Internacional de Diseño de Moda

Como director de nuestro programa de Moda, Martín está claro en su dirección: “…nuestro enfoque es el ser humano, hay que visualizar para quién se trabaja. La moda ha sido un lenguaje muy estético, pero, debe ser más integral, con ética, sostenibilidad, salud, anatomía humana, hay que aprender a mirar las necesidades del otro, en una industria que representa el 10% de la economía mundial”.

Como docente rescata “…el poder compartir conocimiento y no parar de aprender del otro” Hay 3 pilares que son el centro de su proyecto pedagógico:


Respeto Libertad Empoderamiento

La visión de Martín como docente está marcada por el respeto: “...todos los estudiantes son diferentes, aunque hayan pasado por el mismo colegio, por lo que no puedo pedirles lo mismo a todos, todos captamos de distinta manera. También otro pilar es la libertad para el estudiante: “…de pensar, soñar y expresarse, siempre y cuando tenga los argumentos claros, es una libertad condicionada, tenés que darme argumentos”

Para él: “… no hay estudiantes ni buenos, ni malos, sino estudiantes con desequilibrios de información y nosotros tenemos que ayudarlos a que auto descubran las posibilidades que les ofrece la carrera de ubicarse en diferentes nichos: administración, marketing, estilismo e investigación” Y añade que sus estudiantes son dueños de sus proyectos creativos, están llamados a empoderarse, son los que lo tienen que hacerlos funcionar, el docente les debe ayudar a “plantear preguntas concretas y ofrecer opciones de validación de cada proyecto, pero yo no quiero Martincitos en la Universidad, sino que cada estudiante muestre su individualidad con nombre propio”.


“Estoy peleado con el concepto de que se nace con la creatividad, es un derecho de todos los seres humanos. Uno por naturaleza tiene esas posibilidades y se puede desarrollar. No hay seres más creativos que otros, hay unos con más información que otros. Básicamente el diseño y la actividad en el diseño se pueden desarrollar”, nos indica Martín de forma categórica. Y añade: “Por supuesto sí hay aptitudes, pero no necesariamente la actitud apropiada, yo prefiero a alguien con la actitud correcta”.



Otros intereses

Cuando quiere salirse un poco del contexto y ver otras posibilidades, le gusta ver películas de ciencia ficción, ambientadas en la época medieval o renacentista, o que toquen la cultura irlandesa.


Con respecto a la música, es fan de Enya, la música electrónica y todos los ritmos con buena energía. También le llama la atención la música popular rusa y africana, pero: “me da alergia, la música de peluquería, romanticonas y las rancheras”. Importante rescatar: “…que las puedo compartir, respeto el gusto del otro, más no las disfruto. Tela, es de música de peluquería y rancheras, es lo bueno de construirnos en la diferencia con el otro”.


Uno de sus intereses especiales es la cocina, cocinar básicamente con los elementos que encuentre a mano, especialmente platillos salados y asados. Para él su cocina es un laboratorio: “…donde el principal ingrediente es el amor y todo se hace con gusto, con gusto de servir al otro”. Por ejemplo, los últimos dos meses, inspirado en las arepas de choclo de su país, está cocinando cada dos viernes: queques de elote para celebrar: “…los viernes de elote, con gin tonic y así se ameniza la tarde.”


Martín brindando con sí mismo.


Martín y su familia comparten su casa con 3 gatos. Su idea de descanso de fin de semana es el dúo de piscina + sangría. (“siempre y cuando las labores de la casa se hayan realizado, aquí todos hacemos algo”).



Al consultarle por esta época pandémica responde que lo que más extraña es “…el contacto directo con los chicos, mis clases son con música, galletas, compartir los espacios” Hoy en día a la distancia eso sí: “… la comunicación no se pierde, adaptamos los espacios, jugamos, escuchamos música, lo importante es que hay un espacio de diversión en el que aprendamos con el cuerpo y pasemos de la obligación a la pasión”.

Su mensaje para los estudiantes VERITAS es: “tienen que ser más grandes las ganas que los obstáculos”.


¡Sí se puede! Lo repetimos también nosotros, no cabe duda que con Martín al frente del Programa Internacional de Diseño de Moda, seguiremos forjando profesionales empoderados y cosechando éxitos. ¡Gracias Martín por compartir tu pasión con nosotros!



243 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page